¿Qué es el storydoing y cómo aplicarlo en una campaña digital?4 min read

El storydoing es la evolución del storytelling.

El storytelling es uno de los recursos más antiguos que existen para provocar sentimientos en las personas y hacer que pasen a la acción. Las historias en todos sus formatos nos encantan y nos ayudan a conectar con las marcas, por eso los marketers siempre las han usado.

Pero en la era de lo digital, ya no podemos limitarnos a contar cosas a la audiencia. Tenemos que conseguir implicarles y hacer que ellos mismos sean los protagonistas de su propia historia. Ha llegado la hora de pasar del storytelling al storydoing.

El storydoing es la evolución lógica del storytelling en los medios online: ya no buscamos solamente contar una historia, sino hacer que las personas se involucren y vivan una experiencia con la marca. En este caso, el consumidor pasa a ser el protagonista de la acción.

Para ser efectiva, una estrategia de storydoing tiene que partir de estos tres pilares:

Lo que queremos contar. El objetivo final del storydoing es transmitir algo sobre tus productos y tu marca. Por ello, el primer paso a plantearse debe ser qué es lo que queremos comunicar con esta acción.

Lo que queremos provocar. Al igual que ocurre con el storytelling, la base del storydoing está en las emociones. Buscamos generar una reacción memorable que conecte a los usuarios con la marca y les anime a implicarse en nuestra historia.

Lo que queremos conseguir. Toda acción de marketing busca generar una reacción en los consumidores. Para que la acción funcione, tenemos que plantearnos qué queremos que la gente haga y transmitirlo de manera clara e inequívoca. También tenemos que pensar en cómo vamos a medir los resultados de esta acción.

Ventajas del storydoing

Involucra a la audiencia de una manera más cercana e impactante. Al obligarnos a tomar acción, el storydoing estimula el recuerdo de marca y hace que nos impliquemos más.

Genera menciones a la marca en medios. Por su gran impacto, las acciones de storydoing pueden convertirse en las mejores campañas de RR. PP. Al generar apariciones gratuitas en los medios (earned media), hacen que podamos reducir la inversión en medios pagados (paid media) y por tanto conseguir resultados con menor coste.

Tiene un gran impacto en las redes. Al implicar directamente a las personas y transmitirles emociones, el storydoing tiene un gran potencial viral.

Ejemplos de storydoing de marca

Red Bull

Red Bull es la reina del storydoing, disciplina de la que nos dio una lección magistral hace ya años con el famosísimo salto desde la estratosfera. Consiguieron tener a todo el planeta en vilo, inspirarnos y transmitir un mensaje inspirador y de superación inolvidable. ver el video aquí.

En cuanto a las cifras, esta campaña es un gran ejemplo del impacto potencial del storydoing en cuanto a apariciones en medios y redes sociales:

  • Fue transmitido en directo por 40 cadenas de televisión y 130 medios digitales.
  • Hizo que YouTube registrara su máxima audiencia en un evento en streaming (8 millones).
  • Durante el salto se publicaron 1355 tuits cada 10 segundos.
  • En Facebook, la foto de la llegada acumuló 480.000 «Me gusta» y fue compartida 48.900 veces.

North Face

En 2017, North Face colaboró con Spotify para dar a conocer su nueva colección de ropa impermeable. La acción consistía en una canción que solo podías escuchar durante los días de lluvia, lo que hacía que los usuarios tuvieran que estar atentos al momento adecuado para poder disfrutar de ella.

La campaña se llamaba «Seek no shelter» y era para promover la línea de chaquetas impermeables de la marca.

Ariel

La marca de detergente lanzó un curioso experimento: poner a la venta prendas supuestamente nuevas, pero que anteriormente habían sido ensuciadas y lavadas con el detergente. Al ir a pagar la prenda en el mostrador, los clientes descubrían su secreto y les quedaba más claro que nunca que con Ariel la ropa queda literalmente como nueva.